3 Consejos básicos que debes de saber antes de elegir un sombrero



El sombrero es esa pieza de moda, estilo y sofisticación, que forma parte de la vida hace casi tanto años como el hombre moderno; y según María Celia, cualquiera puede llevar uno, solo hay que encontrar el adecuado para cada uno.


Los sombreros se han convertido a lo largo de los años en un complemento básico que podemos lucir en todas las temporadas del año, tanto en invierno como en verano; y podemos estar seguros que siempre estará a la moda.


Es un complemento para la cabeza que surgió como necesidad para los campesinos y que, años más tarde, se ha convertido en símbolo indiscutible de clase y diferenciación.


Hay sombreros que se han convertido en emblemas del cine o en icónicos complementos de moda de muchos personajes. ¿Quién no recuerda el sombrero de Harry Potter, Charlie Chaplin, Mary Poppins, Sherlock Holmes o incluso el de Indiana Jones?


Los sombreros surgen como una necesidad y con una estricta función: protegerse del sol y de la lluvia, pero con el paso de los años se convierte en un complemento estético y siempre a la moda que, en ocasiones, es signo de distinción.


Cada vez son más las personas que se apuntan a la moda de lucir un sombrero, pero es importante saber elegirlo bien teniendo en cuenta la forma de la cara, estatura, peinado y época del año en la que nos encontremos; así como también tener el protocolo de uso del sombrero para llevarlo siempre en la situación adecuada.

Es por esto que hoy te traemos 3 Consejos básicos que debes de saber antes de elegir un sombrero.






1) Ségun el tipo de rostro


Antes de meternos en los diferentes tipos de rostro, es importante pararse ante el espejo y observar cómo es la forma de nuestro rostro para ver cuál es el sombrero que mejor se adapta a nuestra anatomía. Para ello solo tienes que medir tu frente, tus pómulos, la línea de tu mandíbula y el largo de tu rostro con una cinta métrica, ¡son solo 4 pasos!


1. Midiendo tu frente: Coloca la cinta desde uno de los laterales de la frente hasta el otro. Mide desde el punto más alto del arco de una de las cejas hasta el punto más alto del arco de la otra y anota ese número.


2. Midiendo tus pómulos: Mide la distancia que hay de la parte superior de una mejilla hacia la otra, esto es, del saliente que hay justo debajo del lado exterior de cada ojo.


3. Midiendo la línea de la mandíbula: Determina la distancia desde la barbilla hasta la parte inferior de las orejas y detente en el lugar donde la mandíbula forma un ángulo hacia arriba. Multiplica ese número por 2.


4. Midiendo el largo de tu rostro: Por último, mide la distancia desde el centro de la frente o línea del cabello hasta la barbilla.



Si tienes el rostro cuadrado significa que tienes casi el mismo largo que ancho. En otras palabras, la distancia desde la frente hasta la barbilla y de mejilla a mejilla es casi la misma.


Para esto, ¿Qué sombrero escoger?

Si tienes el rostro cuadrado escoge un sombrero que tenga líneas suaves como la boina o cloché. Aquellos con alas medias contribuirán a restarle dureza a tus rasgos faciales.


¿Qué sombrero evitar?


Nunca elijas un modelo de alas anchas, pues dejarán de proporcionarte esa suavidad que tanto buscas en tus facciones.


Si tienes el rostro redondo, significa que tienes la misma medida de largo y de ancho. Tienes la barbilla redonda, las mejillas llenas y la línea del cabello redonda.


¿Qué sombrero escoger?


A este tipo de rostros le favorecen los sombreros más estructurados como los Fedora o los Borsalinos. ¿El motivo? Equilibran la forma suave de tu rostro debido a la firmeza del diseño de estos modelos, de ala ancha y de estilo angular.


¿Qué sombreros evitar?


Los rostros redondos deben evitar, aunque parezca redundante, las formas redondas como los campana, ya que acentuarán la forma circular de tu cara.


Si tu rostro es alargado quiere decir que este es ligeramente rectangular, de barbilla y sien más anchas que el resto de facciones de tu rostro.


¿Qué sombrero escoger?


Necesitas generar un balance, haciendo que el rostro luzca un poco más ancho de lo que realmente es. ¿Cómo? Buscando sombreros de alas anchas y acampanados como los cloché, los Fedora o los capelina.


¿Qué sombrero evitar?


Los sombreros de copa alta deben evitarse, ya que provocarán que tu cara parezca aún más alargada.


Si tienes el rostro en forma de corazón, entonces tu barbilla es la parte más estrecha de tu cara. Tienes la frente amplia, los pómulos anchos y la barbilla pequeña.


¿Qué sombreros escoger?


Trata de escoger sombreros de ala media y caídos en la parte frontal como los borsalinos. Los sombreros de ala volteada dirigen la atención hacia los ojos y crean la ilusión de una mayor longitud, lo que proporciona un equilibrio con la frente ancha.


¿Qué sombreros evitar?


Evita por todos los medios los sombreros de copa alta, las boinas y las gorras de béisbol.


Si tu rostro es ovalado, el largo de tu cara es aproximadamente 1,5 veces mayor que el ancho. La frente es un poco más grande que la línea de la mandíbula y el ángulo de ésta es redondo. En pocas palabras, un rostro ovalado tiene la forma de un huevo.


¿Qué sombrero escoger?


Si tienes este tipo de facciones, ¡enhorabuena! La mayor parte de los sombreros suelen sentarte de maravilla, así que escoge el que más te guste y lúcelo sin problemas.


¿Qué sombrero evitar?


Por descartar alguno, te aconsejamos que la copa del modelo no sea más ancha que la distancia entre tus pómulos.


2) Según tu estatura


Ser más altos o más bajos no es ninguna excusa para lucir bien un sombrero, solamente hay que tener en cuenta lo que nos estiliza más y hay que tener en cuenta dos únicas normas: los sombreros de ala ancha hacen que una persona parezca más bajita, y los sombreros de copa elevada hacen que una persona parezca más alta.


3) Un sombrero para cada época del año


Un sombrero es un complemento de moda perfecto que nos puede favorecer y mejorar nuestro look bastante, pero hay que estar conscientes de qué época del año nos encontramos.


En verano nos proporciona sombra en la cabeza y rostro, ayudando a evitar las manchas solares en la piel. En invierno nos proporciona calor en la cabeza y nos ayuda a evitar el pelo encrespado ¡una gran solución a este problema!


Lo que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir un sombrero según la época del año es el material el que está hecho. Para el verano mejor sombreros de paja o yute para ayudar a segar al sol. Para el invierno debemos inclinarnos por materiales que abriguen tipo lana o gamuza.


Así que ahora ya sabes en que te tienes que fijar a la hora de elegir tu sombrero, ¿Por qué no te das una vuelta por nuestros modelos? ¡Tienes donde elegir!






#manosindigenasbymariacelia #artesanías #sombreros #modamexicana

28 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo